Noticias y eventos
search
La idea
El autor es académico del área de Filosofía de la UAG.
Por: Salvador Echeagaray, Académico de la Universidad Autónoma de Guadalajara
06/Ene/2021
UAG
En este mundo casi todo se mueve por ideas. Sí, es así como pensamos. Tenemos la idea, el concepto de algo. Nuestra mente, luego, empieza a relacionar conceptos, que se llaman juicios. Después, relacionamos estos juicios y empezamos a razonar, a deducir, a encontrar las verdades que permanecen veladas en las cosas.

Indagamos, observamos la esencia. Vemos cómo se repiten los momentos de los entes; la reiteración de los actos, de los sucesos. Luego inducimos, formulamos leyes universales que, después, volvemos a razonar para seguir deduciendo.

Así funcionamos los seres humanos, por ideas. Fue Platón, el famoso filósofo griego de la Antigüedad, quien confirió a la idea una entidad en sí misma. Para el gran pensador, el mundo de las ideas es superior a este en donde nos desenvolvemos. Nuestras almas eternas han vivido en el mundo de las ideas, contemplándolo todo, sabiéndolo todo.

Como castigo de un pecado, nuestras almas son condenadas a vivir en un cuerpo. Al entrar a este, sufre el espíritu tal conmoción que se olvida de lo aprendido en el Topus Uranus. Por ello, para el filósofo idealista el aprendizaje humano es recuerdo. Sí, recuerdo de lo contemplado, de lo visto, de lo asimilado cuando, como en un “paraíso terrenal”, vivíamos en el mundo de las ideas.

El discípulo del gran Platón, el también grande (más bien, inmenso) Aristóteles dijo que era amigo de Platón “pero más amigo de la verdad”. El de Estagira contradice a su maestro: “No. Las ideas no viven en un mundo supraterreno; las ideas las hacemos por abstracción (abs, hacia; traere, traer). Traemos hacia nosotros la esencia de las cosas y hacemos la idea o concepto”.

“Nuestra alma —explica Aristóteles— no contempló nada en otro mundo; viene como tabla rasa, donde se va a escribir lo aprendido”.

Santo Tomás de Aquino, más de mil años después, constató lo dicho por Aristóteles. Sin embargo, antes, por el siglo octavo de nuestra era, San Agustín había adelantado otra explicación sobre las ideas: “Las ideas no viven precisamente en un mundo supraterreno: las ideas viven en la mente de Dios”.

Ahí viene la idea.

La captas.

Viene pululando por el aire. Aspecto humeante, un éter blanquecino,

semihúmedo, inmaterial.

Ahí viene la idea.

Llega, se encarna.

Alma y cerebro;

la mente la procesa.

Se es parte.

Se es la idea;

la idea que se enseñorea a sí misma.

Que vuela y se desprende a lo inmenso del espacio.

No hay vacío, no hay límites.

La eternidad es su esencia.

TEMAS RELACIONADOS
Opinión
MÁS NOTICIAS
Falleció el Ing. Juan José Leaño

Era hermano de los fundadores de la UAG.  

Ana Paula Chávez, campeona de tenis

La joven promesa ya ha dado satisfacciones a sus seguidores.

Médicos extranjeros se gradúan del Programa Internacional de Medicina de la UAG.

La ceremonia se realizó en el Estadio 3 de Marzo de la UAG. 

Laboratorio de Procesos Químicos Sostenibles, donde buscan sanear aguas residuales

Alumnos aplican Tecnologías Avanzadas de Oxidación, métodos eficientes de depuración de efluentes contaminados entre otras técnicas.

CONTÁCTANOS

Compártenos tus intereses y en breve un asesor educativo se pondrá en contacto contigo.

CONTÁCTANOS

Compártenos tus intereses y en breve un asesor educativo se pondrá en contacto contigo.

Enviar
UAG

Dirección Campus Guadalajara

Av. Patria 1201, Lomas del Valle, C.P. 45129 Zapopan, Jalisco, México. 

Conmutador UAG

(33) 3648 8824

Informes 1er. Ingreso

(33) 3648 8824, Opción 1

(33) 3181 3169

Campus Tabasco

Conmutador UAG

(993) 310 5170

Informes 1er. Ingreso

(993) 310 5177

Prol. Paseo Usumacinta km 3.5 Fracc. El Country, Villahermosa, Tabasco, México.

Aviso de Privacidad Universidad Autónoma de Guadalajara 2021 Todos los derechos reservados